Leer Noticia

Algunas curiosidades del recorrido de la Carrera de la Ciencia (1)

Fachada de la Biblioteca Nacional en Madrid El próximo 21 de octubre vuelve la [ Carrera de la Ciencia ] a la capital. A lo largo de sus 10 kilómetros, con salida y meta en sede del CSIC de la Calle Serrano, el recorrido de la carrera alberga cientos de pedazos de la historia de Madrid. Edificios míticos, esculturas, curiosidades y secretos. Sabemos que cuando vamos corriendo pasamos por alto muchas cosas interesantes de nuestro entorno. Pero no está de más llevar la vista hacia algunos lugares que merecen la pena o descubrir otros que habitualmente pasan desapercibidos. Repasamos aquí algunos de ellos:

BIBLIOTECA NACIONAL

Antes de llegar al kilómetro 3 de la Carrera de la Ciencia, en el Paseo de Recoletos, a nuestra derecha, se alza majestuoso el edificio de la Biblioteca Nacional. Una institución fundada en 1711 que guarda en su interior casi 30 millones de documentos desde comienzos del siglo XVIII. Entre ellos, 30.000 manuscritos, seis millones de monografías, decenas de miles de periódicos y más de 100.000 revistas.

También podemos encontrar en su interior una gran colección de mapas antiguos de España o las siete ediciones del Quijote del primer año de su publicación. En su archivo de material de Internet, que lleva funcionando más de una década, pueden encontrarse todo tipo de publicaciones digitales, incluidos videos e incluso “memes”.

Estatua MUSEO DE ARTE PÚBLICO DE MADRID

Aunque en Madrid se conoce tradicionalmente como el Museo al Aire Libre de la Castellana. Se encuentra bajo el puente elevado que une la calle Serrano con la Plaza Eduardo Dato, y pasamos por él poco antes de llegar al kilómetro 4 de la carrera.

El puente se inauguró en 1970 y el Museo se abre al público en 1972. Recoge 17 esculturas abstractas de diferentes artistas distribuidas por todo el espacio en el lado derecho de la Castellana dirección norte y una al otro lado de la calle, del autor Pablo Serrano.

Pero la escultura más famosa y polémica de todas es la conocida como La Sirena Varada, de Eduardo Chillida. El escultor la creó con la idea de que quedara suspendida por unos cables conectados a los pilares del puente. Pero el alcalde de Madrid en aquella época no lo vio con buenos ojos, por razones de seguridad. Y es que la obre pesa más de seis toneladas.

Por ello, tuvo que ser retirada en 1973. Vagó por diferentes espacios hasta que, en 1978, durante la alcaldía de José Luis Álvarez, y tras un exhaustivo estudio de técnico y de seguridad, regresó a su lugar original, donde continúa suspendida bajo el puente.
Fuente de los Delfines, en la Plaza República Argentina de Madrid FUENTE DE LOS DELFINES

Estamos en el kilómetro 9 de la Carrera de la Ciencia. Y además vamos cuesta abajo. En ese momento tenemos que bordear la Fuente de los Delfines en la Plaza de la República Argentina, antes de encarar los últimos metros por la calle Serrano hasta la sede del CSIC.

La plaza fue inaugurada en 1942, pero los seis delfines de bronce se instalaron en la fuente en 1967. Son obra del escultor Cristino Mallo. Aunque la fuente se desmontó poco después por la construcción del subterráneo de la Línea 6 del metro. Volvió a estar todo en su sitio en 1969.

La fuente es el lugar de celebración de los éxitos deportivos del Estudiantes, al estar a unos metros apenas del colegio Ramiro de Maeztu, la “cuna” del club de baloncesto, y del polideportivo Magariños, que acoge entrenamientos y partidos de las categorías en formación.

Curiosamente, la mascota del Estudiantes es un delfín (Ramiro), en homenaje a esos delfines de la fuente que sirve de “piscina” para los jugadores y jugadoras del club cuando ganan algún título. Y os contaremos otro secreto: el delfín Ramiro es también un gran atleta, de los rápidos, que participa en multitud de carreras populares.

[ INSCRIPCIONES ]

03/08/2018 [ Lista de noticias ]